Consolidación de deudas

Consolidación de deudas ¿me interesa?

18/11/2022 | DEUDAS
Una opción para afrontar tu deuda, sobre todo cuando debes a varios acreedores al mismo tiempo, es la consolidación de deudas. Esto significa agrupar varias deudas en un solo importe que deberás pagar siguiendo un plan de pagos acordado. El proceso de consolidar deudas puede ser una excelente solución para reducir o simplificar tus pagos, pero es importante comprender bien su funcionamiento.

Una de las principales preocupaciones financieras para cualquier persona que ha pedido un préstamo o un crédito es entrar en un ciclo de deuda del que no pueda salir. Sin importar cuál sea la causa, la dificultad o imposibilidad de pagar nuestras deudas puede perjudicar gravemente nuestro futuro financiero.

Consolidar las deudas consiste en juntar todos tus préstamos y unificarlos en uno nuevo que sirva para pagar los anteriores. Este proceso también se conoce como reunificación de deudas. Habitualmente y de forma muy resumida, lo que se hace es contratar un nuevo préstamo con el que saldar los que ya tenías. Sin embargo, en Repagalia, te ofrecemos un programa de pagos con el que no tendrás que pedir más préstamos y además tendrás que pagar menos.

 

Para qué sirve consolidar tus deudas

La consolidación de deuda no reduce tus deudas, ni te exonera del pago de las mismas, salvo que negocies con los diferentes acreedores, que es de lo que se encarga Repagalia. Lo que hace la consolidación de préstamos es unificar las deudas que antes tenías repartidas en diferentes créditos en uno solo. Con esto podrás:

  • Simplificar tus pagos. En lugar de tener varios pagos mensuales, contarás con uno solo, el de tu nuevo préstamo.
  • Ahorrar dinero en intereses, siempre que las condiciones del nuevo préstamo sean mejores que la suma de las de los anteriores más los gastos en los que incurras para cancelar y abrir el nuevo préstamo.
  • Pagar menos cada mes por tus deudas, algo que normalmente se consigue alargando el plazo del nuevo préstamo. A mayor vida del préstamo, menor será la cuota, pero también mayores los intereses totales que pagarás en total.

Repagalia te ofrece todas las ventajas de una consolidación pero elimina las desventajas: simplificas pagos, ahorras dinero y pagas menos cada mes...pero no es necesario que alargues el plazo, ya que no existe un nuevo préstamo.

 

¿Cómo consolidar tus deudas?

El proceso de consolidación de deudas es muy sencillo. Estos son los pasos que debes seguir:

  • Identifica todos tus préstamos, créditos y deudas.
  • Revisa cuánto pagarás en total por esos préstamos. Calcula lo que te queda por pagar y súmale los intereses y gastos. Hay simuladores de préstamos que te ayudarán con los cálculos básicos, aunque normalmente no incluirán las comisiones por cancelación anticipada.
  • Busca un préstamo en el que consolidar tus deudas. Este préstamo puede ser uno que ya tengas, como tu hipoteca, o uno nuevo. La ventaja de las hipotecas como herramienta para consolidar otras deudas es que su tipo de interés es menor y permiten plazos de amortización mayores.

En caso de que no cuentes con una hipoteca, o simplemente quieras acabar con tus deudas definitivamente, contacta con Repagalia para que te asesoren, nuestros agentes son expertos en deuda. 

 

¿Cuánto cuesta consolidar mis deudas?

El proceso de consolidar deudas en un solo préstamo tiene sus costes. Si optas por hacerlo con un préstamo que ya tienes contratado o con la hipoteca, estos gastos se reducirán. Con un préstamo hipotecario tendrás que ampliar el capital (y posiblemente el plazo de devolución) a través de una novación. Esto se traduce en una serie de gastos y comisiones. El primero será la comisión por novación, que oscila entre el 0,1% y el 1%, aunque puede ser mayor según tu entidad.

A estos habrá que sumar la mitad de los gastos de notaría, el registro de la hipoteca y los gastos de gestoría. En algunos casos también puede ser necesaria una nueva tasación de la vivienda. ¿Y con un nuevo préstamo? En este caso seguramente tendrás que abonar los gastos de estudio y apertura, que suelen ser menores que los de la hipoteca.

Si prefieres resolver tu situación sin gastar más dinero, en Reapgalia podemos ayudarte con un plan de pagos a tu medida.

 

¿Cuál es la diferencia entre consolidar deuda y los programas de liquidación de deuda?

A efectos prácticos un programa de liquidación de deuda es muy similar a una consolidación o reunificación de deudas. En ambos casos, unificas todos tus préstamos en una única cuota mensual. Sin embargo existe una diferencia importante: en el programa de liquidación de deuda, el importe de la deuda no aumenta, sino que se reduce, ya que se alcanza un acuerdo con los acreedores para liquidar las deudas con un descuento que puede llegar hasta el 50%.

Qué ventajas te ofrece nuestro programa de reunificación de deudas:

  • Simplificas tus pagos, ya que en lugar de hacer varios a distintos acreedores, sólo tendrás que hacer uno al mes.
  • Obtendrás un descuento sobre el importe total de tu deuda.
  • Una vez cumplas tu plan de pagos, limpiarás tu hiostorial crediticio.
  • Volverás a incorporarte al sistema financiero.

El préstamo del coche, la tarjeta de crédito, la televisión que financiaste, las últimas vacaciones... Tener muchas deudas suele ser una carga pesada, especialmente cuando además se juntan problemas para afrontar todos los pagos. La solución en estos casos pasa por establecer un plan de pago de las deudas. Diseñar este plan te permitirá saber cuál es la mejor opción para afrontar tus deudas

 

Desventajas de consolidar deudas mediante un préstamo

Como ya hemos visto, consolidar su deuda puede traerle muchas ventajas, sin embargo, también puede traerle una serie de inconvenientes como los siguientes:

  • Puede causar gastos adicionales. En muchas ocasiones, el prestamista agrega costos adicionales al pago de la deuda consolidada, como el cargo de un seguro por si no pagas a tiempo.
  • Es probable que te pidan una garantía para aprobar el nuevo crédito. A veces los prestamistas piden una garantía, como propiedades o inmuebles, para poder llegar a un acuerdo de consolidación de deudas.
  • Aumenta el plazo para pagar la deuda. El importe mensual a pagar probablemente disminuye, pero la consecuencia de esta disminución es que el plazo para pagar la nueva deuda aumentará. 
  • Debes realizar una nueva solicitud de préstamo y el prestamista hará una nueva investigación sobre su historial de crédito, que probablemente no será bueno. En consecuencia los intereses serán más altos.

 

Tipos de consolidación de deudas

Consolidar deudas es una opción útil para muchas personas que quieren saldar sus deudas, pero es importante conocer las diferentes opciones para hacerlo.

  • Préstamo personal sin garantía
  • Tarjeta de transferencia de saldo
  • Préstamo hipotecario sobre el capital en la propiedad

Todas estas opciones conllevan las desventajas que hemos mencionado anteriormente.

 

Recomendaciones previas a la consolidación de deudas

Si después de analizar las ventajas y desventajas de los tipos de consolidación de deudas, llegas a la conclusión de que es tu mejor opción para ocuparte del pago de tus deudas, considera seguir estos pasos para hacerlo:

Paso 1. Analiza tu situación financiera

Para conocer bien tu situación, es conveniente revisar cuál es tu puntaje de crédito y tener claro cuáles son tus ingresos y deudas totales. Puedes hacer una lista de todos los préstamos e incluir en ella las tasas de interés y mensualidades correspondientes.

Paso 2. Ten en cuenta las ventajas y desventajas

Antes de firmar un préstamo para consolidar deudas, vuelve a analizar las ventajas y desventajas de esta opción. Recuerda que consolidar deudas no equivale a eliminar tus deudas, más bien es una reestructuración del pago de las mismas. Es importante que esto quede claro para que así puedas comprometerte de manera consciente con tu nuevo plan de pago y evitar que tu deuda siga creciendo y tengas repercusiones graves en tu historial de crédito.

Paso 3. Analiza tus opciones

Cuando tengas clara tu situación financiera podrás empezar a buscar un préstamo para consolidar deudas. Algunos acreedores ofrecen préstamos garantizados con tasas de interés más bajas, pero ten en cuenta que al aceptar esta opción puedes poner en riesgo tu patrimonio y, por lo tanto, tu futuro y el de tu familia.

Paso 4. Acude a negociar

Una vez que hayas decidido cuál es tu mejor opción para consolidar deudas, acude con tu acreedor para negociar tu plan de consolidación. Recuerda que es importante comprometerse a hacer todos los pagos mensuales puntualmente. Verás que, con constancia y esfuerzo, puedes lograrlo.

Si en cualquiera de estos pasos tienes dudas o quieres recibir asesoramiento, no dudes en consultarnos.

 

Cuándo deberías recurrir a la consolidación

Desde un punto de vista financiero, solo deberías consolidar deudas en dos casos:

  1. Si vas a ahorrar dinero porque pagarás menos intereses. Esto es habitual cuando la mayoría de tus deudas provienen de tarjetas de crédito con tipos de interés muy altos que puedes mejorar unificándolas en un solo préstamo.
  2. Si prevés que no vas a poder pagar tu deuda y con esta opción podrás reducir los pagos mensuales. Antes de dejar de pagar puedes plantearte esta opción con un préstamo más largo que te permita pagar menos cada mes. La contrapartida es que terminarás pagando más por esa misma deuda.
  3. Dejar de pagar tus deudas generará de entrada más intereses y gastos por la reclamación de deudas. Por eso es mejor anticiparte a ese momento con una herramienta como la consolidación de deudas o presentando ante tus acreedores un plan de pagos. En último caso siempre podrás recurrir a la Ley de Segunda Oportunidad.

 

Pasos a seguir si no puedes pagar

El primer paso para acabar con las deudas es decidir tomar las riendas de las finanzas. Es importante analizar la gravedad de la situación, conocer la totalidad de las deudas, saber los gastos fijos y los ingresos mensuales. Hacer un balance de la situación real es el punto de partida.

Lo mejor sería hablar con el acreedor para exponer la situación financiera y mostrar interés por pagar las deudas. Lo más normal es que, al explicar la situación, te ofrezcan alguna de estas alternativas:

Renegociar una deuda cuando no puedes pagar

La renegociación de la deuda implica acordar nuevas condiciones para afrontar las deudas sin caer en el incumplimiento de pago. Es importante que esta renegociación se ajuste lo mejor posible a tu escenario financiero actual. Por ello decimos que el primer paso es analizar la situación real con las deudas, gastos e ingresos disponibles.

Refinanciación de deuda con otro préstamo personal o ICO

Esta alternativa quizá sea la solución más atractiva para el banco, pero normalmente no lo es para el deudor. De este modo, el banco refinancia la deuda con otro préstamo personal a devolver en más años con una cuota más cómoda para ti pero te cobrará nuevos intereses. Es cuestión de analizar las condiciones y si te resulta interesante, formalizar el nuevo préstamo.

Ojo con los préstamos ICO porque pueden salir muy caros. Lo mejor es pedir asesoramiento de un abogado especializado y que te explique bien las condiciones de este tipo de préstamos. Ahora bien, existe otra alternativa legal que el banco o entidad financiera no va a proponer: la Ley de Segunda Oportunidad.

La Ley de Segunda Oportunidad

Es sin duda un procedimiento que mantiene las garantías independientemente de si el deudor tiene o no bienes en su poder. Cuando el deudor dispone de patrimonio, se evita el proceso de liquidación de bienes a la vez que se consigue una reducción sustancial en las cuotas mensuales de deuda, llegando incluso a la cancelación total de la deuda en la fase judicial.

Si el banco sabe que no tienes bienes o no son suficientes para cobrar la deuda le interesará llegar a un acuerdo contigo, puesto que reclamar por vía judicial no le servirá de mucho si no tienes patrimonio ni ingresos suficientes.

En cualquier caso, si no puedes pagar tus deudas, te recomendamos acudir a la Ley de Segunda Oportunidad. No dudes en contactar con nosotros para que te asesoremos.

 

Escribe tu comentario



¿Tienes alguna
pregunta?

Puedes ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda que te surja, por insignificante que parezca. Trataremos de darte respuesta en menos de 48 horas.

¿Tienes alguna pregunta?

Contacta con nosotros. Somos expertos en Cancelación de Deudas

Puedes ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda que te surja, por insignificante que parezca. Trataremos de darte respuesta en menos de 48 horas.