DEUDA VENCIDA

¿Qué es la deuda vencida? Conoce sus consecuencias y cómo actuar

05/12/2023 | DEUDAS
La deuda vencida es aquella que ha superado su plazo de pago, lo que implica que ya no se considera una deuda futura. Puede ocurrir cuando la deuda no se ha pagado en la fecha acordada o cuando se ha pactado un vencimiento anticipado en caso de impago de una cuota. Descubre en este artículo más información sobre la deuda vencida, sus consecuencias y cómo actuar frente a ella. Sigue leyendo para obtener consejos y recomendaciones que te ayudarán a manejar tus deudas de manera efectiva.

¿Qué es la deuda vencida?

La deuda vencida se refiere a un tipo de deuda que no ha sido pagada dentro del plazo acordado. Cuando se contrae una deuda, generalmente se establece un plazo para su pago, ya sea a través de cuotas mensuales o en una fecha determinada.

Cuando una deuda vence significa que se ha superado el plazo establecido para su pago. Esto puede ocurrir por diferentes razones, como falta de liquidez económica, olvido o desconocimiento, e incluso por desinterés por parte del deudor.

Es importante destacar que la deuda vencida puede tener consecuencias negativas para el deudor. Si tienes este tipo de deudas, es fundamental tomar medidas para resolver la situación.

¿Qué tipos de deuda vencida existen?

La deuda vencida es aquella que ha superado el plazo que tenías para realizar el pago, esto significa que no se considera deuda futura. Podemos identificar dos tipos de deuda vencida:

  1. Cuando llega la fecha de vencimiento de la deuda y esta no ha sido pagada.

  2. Cuando se ha acordado anticipadamente una fecha de vencimiento en caso de no pagar una cuota de pago. En caso de incumplimiento, la deuda se considerará vencida, aunque no haya transcurrido el plazo máximo de devolución del préstamo. Cuando una deuda ha alcanzado su fecha de vencimiento y el deudor no ha ejecutado el pago al acreedor, es común recurrir a un procedimiento judicial conocido como procedimiento monitorio para reclamar la deuda. Este proceso no tiene un límite en la cantidad a reclamar y se considera la mejor opción para intentar recuperar la deuda vencida.

¿En qué consiste un proceso monitorio?

El proceso monitorio es ampliamente utilizado para reclamar deudas. Una de sus ventajas principales es que no tiene límite de cuantía y no requiere la intervención de un abogado o procurador. Para iniciar el proceso, la deuda debe cumplir ciertos requisitos y el acreedor debe presentar documentos que respalden la deuda.

El proceso se divide en dos fases:

  1. Primera fase del proceso monitorio: El acreedor pone en marcha la petición presentando un escrito que incluye su identificación, el domicilio y la identificación del deudor, así como el importe y origen de la deuda reclamada. Una vez que se reúnen todos estos elementos, el acreedor debe dirigirse al Juzgado de primera instancia del domicilio del deudor.

  2. Segunda fase: Si la petición del acreedor cumple con todos los requisitos, el juzgado admitirá a trámite la solicitud y se la notificará al deudor en un plazo de 20 días hábiles para que pague la deuda o presente las razones de su impago. Para poder iniciar el proceso monitorio y recurrir a él, es necesario que la deuda que se desea recuperar cumpla con los requisitos establecidos en el artículo 812.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC). Según esta ley, la deuda debe cumplir con los siguientes criterios:

  • Dineraria: La deuda debe ser de naturaleza monetaria, es decir, debe ser una obligación de pago en dinero.

  • Determinada: La deuda debe estar claramente identificada y especificada, de manera que se pueda establecer su monto exacto.

  • Líquida: El monto de la deuda debe ser cuantificable de manera precisa, sin ambigüedades ni incertidumbres.

  • Vencida: La deuda debe haber alcanzado su fecha de vencimiento, es decir, el plazo acordado para su pago ha expirado.

  • Exigible: La deuda debe ser exigible legalmente, lo que significa que el acreedor tiene el derecho de reclamar su pago. Estos requisitos son fundamentales para poder comenzar el proceso monitorio y reclamar una deuda vencida de manera efectiva.

Consecuencias de la deuda vencida

Aumento de intereses

Una de las consecuencias más comunes de la deuda vencida es el aumento de intereses y cargos adicionales. Cuando no se paga una deuda en el plazo acordado, es probable que el acreedor aplique intereses de demora y cargos por la deuda impagada. Esto puede llevar a que la deuda aumente significativamente con el tiempo.

Inclusión en listas de morosos

Estar incluido en una lista de morosos es una de las consecuencias de tener una deuda vencida. Esto significa que tu nombre y los detalles de tu deuda se registrarán en una base de datos de entidades de crédito o empresas especializadas en morosidad como ASNEF. Esta información puede ser consultada por otras entidades financieras y puede afectar negativamente tu historial crediticio, dificultando la obtención de nuevos créditos en el futuro.

Acciones legales de los acreedores

Si dejas que tu deuda se venza, los acreedores pueden tomar diversas acciones legales para intentar recuperar el cobro. Algunas de estas acciones pueden incluir:

  1. Demanda judicial: El cobrador puede presentar una demanda en el tribunal para reclamar el pago de la deuda vencida. Esto puede resultar en un proceso legal en el que se determinará si debes pagar la deuda y en qué condiciones.

  2. Embargo de bienes: Si el tribunal falla a favor del acreedor, puede solicitar el embargo de tus bienes para satisfacer la deuda. Esto implica que tus propiedades o activos pueden ser confiscados y vendidos para cubrir el importe adeudado. Es importante tener en cuenta que las acciones legales pueden variar según la legislación y las circunstancias específicas de cada caso. Siempre es recomendable buscar asesoramiento legal para entender tus derechos y opciones.

Cómo actuar frente a la deuda vencida

Evaluar la situación financiera

A continuación, te proporcionamos tres datos relevantes que debes conocer cuando tienes una deuda vencida, para aclarar cómo puedes actuar para resolver esta situación.

  1. Puedes tratar de negociar con tus acreedores para modificar los términos de la deuda. A veces se puede conseguir una quita con un único pago, o alcanzar un acuerdo de pagos mensuales.

  2. Si tienes dificultades para pagar tus deudas, puedes tratar de reunificarlas en una única cuota mensual con Repagalia. Diseñamos un plan de pagos personalizado para que pagues tus deudas cómodamente, mientras nuestros agentes negocian con tus acreedores consiguiendo descuentos y acuerdos para que pagues menos.

  3. Si te encuentras en situación de insolvencia y eres una persona física (particular, autónomo o empresario), puedes acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad. Esta ley ayuda a las personas sobreendeudadas a salir de situaciones difíciles e iniciar una nueva vida. Incluso puede permitir la cancelación total y permanente de las deudas.

¿Qué hacer si se va a juicio?

Cuando un acreedor llega a juicio para reclamar una deuda vencida, el deudor puede reaccionar de tres maneras:

  1. Puede optar por pagar dentro del plazo acordado o establecido por el juez. En este caso, el juzgado confirmará el pago y entregará el dinero al demandante, lo que permitirá cerrar el caso.

  2. Si el deudor no paga y no se presenta en el juzgado en la fecha indicada, el juez dará por finalizado el proceso y el acreedor tendrá derecho a empezar un proceso de ejecución de bienes para recuperar la cantidad adeudada.

  3. El deudor también puede presentar una oposición por escrito. Si la deuda reclamada no supera los 6.000 euros, el proceso se finalizará y se continuará con los trámites del juicio verbal. Sin embargo, si la deuda supera esta cantidad, el acreedor tendrá un mes para presentar una demanda de juicio ordinario con el fin de recuperar su dinero.

Buscar asesoramiento profesional

Cuando tienes una deuda vencida, es importante contar con un asesoramiento profesional por varias razones:

  1. Experiencia y conocimiento especializado: Un asesor financiero en deudas tiene experiencia y conocimientos específicos en este campo. Pueden evaluar tu situación financiera, analizar las opciones disponibles y brindarte orientación personalizada basada en su experiencia y conocimientos.

  2. Maximizar las opciones de recuperación: Puede ayudarte a explorar todas las opciones disponibles para recuperar tu salud financiera. Puede negociar con los acreedores en tu nombre, buscar acuerdos de pago o incluso evaluar la viabilidad de acogerte a leyes de protección al deudor, como la Ley de la Segunda Oportunidad. Desde Repagalia podemos darte el asesoramiento personalizado enfocado en encontrar la mejor solución a tu caso concreto. Nuestro equipo de expertos te guiará durante todo el proceso, proporcionándote las herramientas necesarias para resolver tus deudas de manera eficiente. Infórmate sobre el vencimiento de tus deudas y toma medidas para resolver esta situación. Llámanos ya al 911 879 232; estamos aquí para ayudarte.

Escribe tu comentario




Contacta con nosotros. Somos expertos en Cancelación de Deudas

¿Cómo te ayudamos a salir de deudas?

Analizamos tu caso y diseñamos tu plan de ahorro sin compromiso

Quiero mi plan
¡GRATIS!