salir-del-asnef-urgente

Los 6 pasos para salir del ASNEF urgentemente

25/02/2021 | CONSEJOS

El estar en una lista de morosos puede dificultar el obtener un crédito, un préstamo o una hipoteca. Es por ello que no es recomendable estar en la lista de morosos de ASNEF, hay que salir lo antes posible de ella. En este artículo os queremos guiar para salir de este tipo de listas lo más rápido posible mediante 6 pasos.

 

¿Qué es ASNEF?

El significado de la palabra ASNEF es Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Es una asociación de empresas de diferentes sectores que crea una lista en el cual se puede averiguar si una persona o empresa es solvente o no. La lista de morosos es gestionada por Equifax.

Cuando alguna entidad o persona es añadida a la lista de morosos, debe ser notificada por ella en un plazo hasta treinta días después de estar inscritos. Cuando el aviso ha llegado a la persona, tiene 30 días para pagar la deuda y ser eliminado del fichero de morosos en diez días. Si no lo hace, el procedimiento es diferente y tendrá que estar en la lista durante 6 años si no paga su deuda.

Tiene que quedar claro, que cualquier persona puede ser incluida en el fichero de ASNEF. Hay dos requisitos que tiene que cumplir la deuda para ser incluida en la lista:

1. Hay una deuda real, que esta vencida y exigible que no ha sido pagada por el deudor a su acreedor.

2. El acreedor tiene que haber exigido que le pagues lo que le debes, no puedes ser incluido en la lista sin que se haya cumplido esto.


 

¿Como sé que estoy en las listas de ASNEF?

Como realmente deberías saber que estás en la lista de morosos de ASNEF es por una carta que ellos mismos te mandan y te notifican que lo estas. Están obligados a comunicárselo en un plazo de 30 días, como os hemos explicado en el anterior párrafo.

Pero puede ocurrir que no te haya llegado la carta, entonces es cuando lo puedes consultar directamente en ASNEF. Hay que ponerse en contacto con Equifax por correo electrónico (sac@equifax.es) y preguntarles si estás en la lista. Tendrás que darles tu DNI o tu NIF y rellenar un formulario que ellos te faciliten. Es una consulta completamente gratuita.

Por último, puede existir la opción de preguntar a tu banco de confianza para que el mismo mire si estás en el fichero de morosos. Ellos tienen acceso directo a él y quizás te lo puedan consultar más rápidamente.

Los 6 pasos a dar para salir del ASNEF urgentemente

1. Pagar tu deuda y pedir que se cancelen los datos.

Es la solución más lógica y más rápida que puede haber. Pero lo normal es, que si estás en la lista de morosos es porque no puedes pagar tus deudas. Tienes que tener un recibo que demuestre el pago de tu deuda y tienes que averiguar si realmente te han eliminado de la lista de ASNEF.

2. Reclamar que no te han avisado o que no estas conforme con la deuda.

Si no te han avisado que estás en la lista, puedes reclamarlo y ver si consigues que te eliminen de la lista.

Existe otra opción, puede que no estés conforme con las condiciones de la deuda y que no se te haya avisado por parte del deudor devolverla. Esto es clave, porque el acreedor tiene que haberte avisado, reclamando la deuda por vía administrativa, judicial o por un procedimiento alternativo. Puedes denunciar ante la AEPD que la deuda no puede ser incluida en el fichero.

3. Superar el tiempo máximo para poder estar en la lista de morosos.

El tiempo máximo en el que puedes figurar en la lista de morosos es de 6 años. Si ha pasado ese tiempo podrás solicitar que tu nombre sea eliminado de ASNEF. Es una opción que muchas personas consideran pero que no es la más recomendable, en esos 6 años pueden surgir muchas reclamaciones o incluso juicios por parte del acreedor para recuperar su dinero.

4. Reclamar la deuda si es incorrecta.

Puede que se te haya incluido en la lista de moroso y tu realmente no tengas una deuda. Puedes reclamar por ley que rectifiquen y cancelen a nombre de ASNEF. Lo normal es que te indemnicen por los posibles daños que puedas haber sufrido estando en la lista. Se averiguará el tiempo que has estado en la lista, las empresas que han consultado tu fichero y la cantidad de la deuda que se supone que tenías.

Tienes que saber, si se han vulnerado tus derechos a la protección de datos te tendrán que indemnizar obligatoriamente.

5. Dejarte ayudar por una empresa especializada.

Para conseguir que te eliminen lo más rápido posible de ASNEF, puedes acudir a una empresa que está especializado en ello. Un equipo de especialistas estudiará tu caso con detalle y luchará por ti, para que consigas los mejores resultados.

Tienes que informarte bien de las empresas que hay en el mercado especializadas en ello y comparar las diferentes opiniones que hay acerca de ellos. Solo así conseguirás elegir la empresa más idónea para tu caso y la que te merezca la pena pagar.

6. Reunificar las deudas que tienes.

Esta opción solo sirve si tienes varias deudas que no puedes pagar cada mes y necesitas unirlas en solo una, durante más tiempo y con un importe más bajo. Esto significa que una entidad financiera te dará un nuevo préstamo, mediante el cual puedes pagar todas tus deudas ya existentes. Con ello conseguirás que cada mes solo pagues a la entidad financiera el préstamo que te ha dejado.

En casos generalizados estar en la lista de ANEF supone un problema para que te concedan créditos, porque las entidades no saben si vas a ser capaz de afrontar los pagos cada mes. Muchas entidades financieras rechazan las solicitudes por ese hecho. Pero eso no significa un no rotundo, hay muchas otras que ayudan a sus clientes a financiarse aun estando en ASNEF.

Para poder acogerte a la reunificación de deudas debes cumplir unos requisitos:

  • Lo ideal sería disponer de un aval para poner como garantía. SI no lo tienes que demostrar que tienes unos ingresos fijos cada mes.

  • Tienes que unir todas tus deudas en una, no puedes elegir cuales pagas y cuáles no.

  • La cantidad de dinero que pides prestado, no puede superar el 80% del valor del bien que ya está hipotecado.

Para acabar, solo queríamos aclarar que el acudir a esta opción implica que vas a pagar más durante más tiempo. La deuda que tienes se alegra en el tiempo y te facilita su pago, pero al final, es más. Lo cual no quiere decir que no sea una opción correcta en una situación determinada de mucha urgencia.

Escribe tu comentario