negociar-deudas-bancarias

Negociar deudas bancarias: ¿Qué opciones tienes como deudor?

25/04/2023 | CONSEJOS
Si te encuentras en una situación financiera difícil, negociar las deudas con tus acreedores puede ser una solución viable. Sin embargo, antes es importante que comprendas bien las opciones que tienes, los riesgos y los beneficios de negociar deudas. En este artículo te brindamos información clave que te ayudará a entender qué debes saber antes de negociar tus deudas con los bancos. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo negociar una deuda?

Negociar una deuda puede ser un proceso complejo, pero existen algunas estrategias que pueden ayudarte a alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes. En primer lugar, es importante establecer una comunicación clara y honesta con el acreedor o las entidades financieras con las que posees la deuda. Existen varias opciones. Aquí te presentamos algunas de ellas:

  • Renegociación de la deuda: En algunos casos, puedes llegar a un acuerdo con tus acreedores para reestructurar el pago, por ejemplo, cambiando la tasa de interés o extendiendo el plazo de pago. Esta opción puede ser útil si tienes dificultades temporales para pagar tus deudas, pero aún mantienes la capacidad de pago a largo plazo.
  • Reunificación de deuda: Esta opción consiste en agrupar todas tus deudas en un único pago mensual, que habitualmente es menor a la suma de todos. De esta manera, puedes reducir el importe total de la deuda y simplificar el proceso de pago al tener una sola cuota.
  • Acuerdo de pago: Si no puedes pagar la deuda completa, puedes solicitar un acuerdo de pago. Consiste en llagar a un acuerdo para pagar la deuda en cuotas regulares hasta que la deuda esté completamente saldada. Es aconsejable que este acuerdo se formalice por escrito para evitar malentendidos o incumplimientos.
  • Suspensión temporal de pagos: En algunos casos, puedes solicitar una suspensión temporal de los pagos mientras resuelves tu situación financiera. El banco puede aceptar este tipo de acuerdo por un período limitado de tiempo y, posteriormente, reanudar los pagos en condiciones más favorables.

Si no te sientes seguro o no tienes experiencia en este tipo de negociaciones, puedes contar con la ayuda de Repagalia. Somos especialistas en negociación de deudas y puedes llegar a pagar hasta un 50% menos.

Existe otra opción que no hemos mencionado anteriormente que es refinanciar la deuda. Consiste en solicitar un nuevo préstamos para poder hacer frente a todas las deudas. A no ser que las condiciones del nuevo préstamo no sean realmente ventajosas, no es aconsejable solicitar más dinero cuando ya se acumulan deudas.

¿Qué es una quita o rebaja de la deuda?

Acumular varias tarjetas y préstamos es más común de lo que parece y llegados a cierto punto, las personas en situación de sobre endeudamiento se plantean negociar una quita con el banco o reunificar la deuda con el objetivo de liquidar cuanto antes y de la forma más cómoda posible el total pendiente.

El concepto de quita no es más que rebajar parte de la deuda. Y se basa en la posibilidad del acreedor, por cobrar al menos una parte del crédito que concedió a su cliente; y del deudor, por poder pagar y cancelar la deuda.

En muchos casos los acreedores prefieren recuperar al menos el principal, es decir, el dinero que te han prestado, y dejar de cobrar sus honorarios. Al menos así no pierden dinero, aunque tampoco ganan.

Siempre que pensamos en negociar una deuda, debemos tener en mente la posibilidad de acordar mejoras en las condiciones con la finalidad de poder hacer frente a los pagos. Se trata de un proceso extrajudicial para evitar llegar a los juzgados.

¿Cuándo es necesario negociar con los bancos?

Cuando el deudor no puede hacer frente al pago de un crédito financiero, préstamo personal, bancario o hipotecario. Situación que consecuentemente se traduce en impagos de las cuotas y atrasos en las mismas. Esta dinámica de impagos o de retrasos en los cumplimientos de pagos no beneficia ni al acreedor (banco) ni al deudor (cliente), ya que ninguno de los dos sale beneficiado. Uno, porque no cobra y el otro, porque se ve envuelto en demandas y embargos judiciales.

Para poder negociar con bancos como BBVA, CaixaBank, Sabadell, Cetelem, Cofidis, etc. de manera efectiva, es importante tener en cuenta que la situación financiera del deudor debe ser analizada minuciosamente. Si la persona se encuentra en una situación temporal de falta de liquidez, es posible que se puedan establecer acuerdos para reestructurar la deuda y evitar el impago total. Por otro lado, si la situación financiera es más compleja y el deudor se encuentra en una situación de insolvencia, es importante considerar la posibilidad de acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad.

En cualquier caso, es importante que tengas en cuenta que la negociación con los bancos no suele ser un proceso sencillo, y que se requiere de cierta habilidad y experiencia para poder llegar a un acuerdo satisfactorio.

¿Deudas con La Caixa? Consejos para negociar con tu banco

Los siguientes consejos te ayudarán a conseguir un mejor resultado al momento de acordar las condiciones del pago de tu deuda.

  • Analiza las opciones: Durante la negociación aparecen distintas posibilidades, algunas se ajustarán a tus necesidades y otras no. No tomes la primera opción solo para terminar rápido, puede haber otra que se ajuste mejor a tu caso.
  • Busca distintas soluciones: Las opciones que se te presentan tienen tantos puntos a tu favor como en tu contra. La única posibilidad que no debes considerar es mantener la deuda, a la larga te traerá más problemas.
  • Informa sobre tu situación: Quien te atiende ya considera que tienes problemas para continuar con tus pagos. Todo aquello que digas durante la negociación definirá los términos en los que pagarás, si eres sincero te evitarás muchos problemas a futuro.
  • Comprométete: Ya llegaste a la deuda, si realmente quieres solucionarla haz todo lo posible para cumplir los acuerdos a los que se llegó. Ocasionalmente podrás realizar algunos ajustes en casos extremos, sin embargo, no es la opción más adecuada.
  • Organiza tus finanzas: Llegar a una situación de impago indica que algo falla en tu manejo de ingresos y gastos. Reestructura la forma en que administras el dinero para que jamás vuelva a pasar.

Cómo reunificar deudas con La Caixa

La Caixa proporciona una opción conveniente y flexible para sus clientes al permitir la consolidación de sus deudas a través del Préstamo Personal. Sin embargo, es importante asegurarse de que esta opción sea adecuada para tu perfil financiero.

Sin embargo, una reunificación de deudas con La Caixa, especialmente sin hipoteca, puede llegar a ser un procedimiento bastante costoso y renunciarás a la mayor ventaja: reducir las cuotas para pagar menos mensualmente.

Por otro lado, La Caixa exige ciertos requisitos:

  • Un mínimo de 6.000 euros de deuda
  • Una demostración de solvencia económica mediante nómina, IRPF o pensión
  • No figurar en ficheros de morosos como ASNEF-Equifax

¿Puedo cancelar mis deudas bancarias con la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad te permite eliminar hasta el 100% de tus deudas. Si te encuentras en situación de insolvencia y acumulas una deuda por encima de los 10.000€, cancelar tus deudas por ley puede ser una solución.

Con la LSO puedes cancelar todo tipo de deudas:

  • Préstamos
  • Tarjetas de crédito
  • Hipotecas
  • Micropréstamos
  • Facturas
  • Deudas con proveedores
  • Deudas con Hacienda (hasta 10.000€)
  • Deudas con Seguridad Social (hasta 10.000€)

La Ley de Segunda Oportunidad permite ofrecer una segunda oportunidad a personas que, tras una situación económica complicada, no pueden hacer frente a la totalidad o a una parte de sus deudas.

Para optar por esta ley, el deudor debe cumplir una serie de requisitos que tienen como objetivo verificar y demostrar que su perfil crediticio es bueno y que ha cumplido con sus deberes hasta el momento. Para ello, a continuación exponemos algunos requisitos:

  • No haber sido condenado por delitos socioeconómicos, patrimoniales o de falsedad documental en los 10 años anteriores.
  • Aceptar ser incluido en el Registro Público Concursal, para que aquellos acreedores que tengan interés legítimo puedan averiguar la situación en la que se encuentra.
  • Que el concurso no sea culpable. Es decir, que la situación de insolvencia no se ha producido mediando dolo o culpa grave.
  • Que no ha mentido sobre la situación de insolvencia y no ha ocultado documentación relevante para el procedimiento.
  • Que no se ha acogido a este procedimiento en los últimos 5 años.

Se debe tener en cuenta que las personas cuya deuda supere los cinco millones de euros no podrán ampararse en la Ley de Segunda Oportunidad.

En resumen, ante las deudas bancarias existen diferentes posibilidades. En muchos casos vas a requerir de compromiso, organización y estrategia. Si necesitas que alguien te eche una mano, ponte en contacto con nosotros, analizamos tu caso sin compromiso y nos negociamos con tus acreedores lo antes posible.

Escribe tu comentario




lopezmanuela
como puedo reunificar deudas con un banco?
2023-05-10 14:05:52
Contacta con nosotros. Somos expertos en Cancelación de Deudas

¿Cómo te ayudamos a salir de deudas?

Analizamos tu caso y diseñamos tu plan de ahorro sin compromiso

Quiero mi plan
¡GRATIS!