pedir-prestamo-con-deuda-pendiente

¿Puedo pedir un préstamo con deudas pendientes?

11/03/2021 | CONSEJOS

Si estás buscando solicitar un préstamo con deudas vigentes, quizás hayas notado que se hace cuesta arriba. Y es que a los bancos no les complace demasiado cuando a parte de tener que responder ante una deuda con ellos, tengas que responder también hacia otro acreedor.

El motivo en realidad es muy simple: Si llega a pasar que no tienes suficientes ingresos para pagar tus deudas, habrá alguno que no vas a poder pagar. Pedirle a un banco un préstamo con deudas a tu espalda es un riesgo para ellos que en ocasiones no quieren correr.

También habrás oído hablar de ficheros como el ASNEF. Si no sabes lo que es, básicamente es el fichero de morosos más grande del país. Si te encuentras registrado en el fichero, se deberá a que tienes alguna deuda pendiente con una o varias entidades. No hay un mínimo de dinero para ser registrado en el fichero, por lo que incluso por una deuda de 10€ con tu operadora telefónica puede ser motivo más que suficiente.

Cuando vas a una entidad financiera a solicitar un préstamo con deudas pendientes, ellas mismas accederán al fichero y comprobarán sin figuras entre los señalados. No suelen revisar el motivo por el que te añaden, por lo que da lo mismo que no hayas pagado una factura de la luz como que lleves meses sin pagar la hipoteca. La entidad sólo se fija en que apareces en el fichero, por lo que procede a denegar la solicitud del préstamo.

PEDIR UN PRÉSTAMO ESTANDO EN EL ASNEF

Si tu acreedor te ha apuntado en el registro ASNEF por no haber podido pagar, seguramente se mostrará reticente a concederte un préstamo con deudas que pagar. Es por esto por lo que han ido surgiendo nuevas empresas de temas financieros que permiten a sus clientes pedir préstamos aun estando registrados en el ASNEF.

Muchos de ellos conceden préstamos online de forma rápida y sencilla. En función de la cantidad solicitada, puedes tener disponible el préstamo en tan solo 15 minutos, hasta 48 horas. No requieren presentar una nómina y el procedimiento se puede realizar virtualmente.

En cuanto a los requisitos no suelen ser demasiados, en la gran mayoría no piden datos sobre la renta o ingresos, como podría ser un justificante de nómina. Muchos de ellos solicitan poco más que los datos identificativos como el DNI.

¿Y SI NO APAREZCO EN EL REGISTRO?

Aunque no estés registrado en el ASNEF, eso no significa que la entidad esté dispuesta a concederte un préstamo con deudas pendientes. En función a la cantidad que se pida, serán más o menos exigentes, pero siempre tendrás que demostrar que eres un cliente de fiar que pagará el préstamo.

Para ello, lo más normal es que pidan un justificante de los ingresos que percibes. Esto se justificaría mediante la nómina, la edad que tengas o la antigüedad que tengas en la empresa. Todo aquello que demuestre que tienes ingresos y, además, de que son una fuente estable en el tiempo. Si ven que acabas de conseguir trabajo, por ejemplo, el riesgo de que quieran prescindir de ti es superior a si llevas 5 años trabajando en el mismo sitio.

De todas maneras, también pueden hacer comprobaciones de tu historial crediticio, lo cual podría resultar en una denegación, sobre todo hablando de préstamos con deudas activas.

SÉ MUY PRECAVIDO

De todas maneras, que tengas acceso a un préstamo no significa que sea lo más conveniente. Es muy recomendable ser precavido y, si se va a recurrir a la financiación, ir con moderación. Los préstamos con deudas pendientes son un arma muy peligrosa.

Es muy tentador solicitar una financiación para algo que no podemos adquirir hoy y que se nos permitiría ir pagando a plazos. No obstante, también supone una declaración de responsabilidad por la que nos comprometemos a pagar una serie de cuotas durante un tiempo determinado. Si no se es precavido, muy fácilmente te verás atrapado en un modo de vida que meramente consiste en trabajar para pagar las deudas.

Es por eso por lo que solicitar un préstamo con deudas sin pagar sólo se debe hacer cuando se está muy seguro de ello. Teniendo la responsabilidad de pagar otras deudas hacia el mismo o un diferente acreedor, es posible pecar de falta de previsión. Incluso aunque hoy puedas pagar todas las cuotas de las deudas, si mañana ocurre algún evento, asegúrate de que no te vaya a dejar tu economía personal en negativo.

En resumen, ve con precaución y evita seguir engordando la cantidad debida, pues todo ello no se desvanece y en algún momento habrá que pagarlo.

También es importante señalar que, si tu objetivo es solicitar un préstamo para pagar otra deuda, sé consciente de los intereses y comisiones que esta operación generará. Ganar algo de tiempo para pagar una deuda no suele ser lo más rentable si luego las comisiones son tan elevadas que se nos hace aún más imposible pagar.

BUSCA ASESORÍA PROFESIONAL

Si has contratado préstamos con deudas pendientes y te encuentras en una situación apretada en la que se te dificulta poder pagar a tiempo las cuotas, una muy buena opción es contar con la ayuda de profesionales. Desde Repagalia te ofrecemos ayuda para liquidar tus deudas de forma definitiva, llevando a cabo un estudio individualizado de tu caso y negociando con tus acreedores si es necesario.

Si estás interesado en dejar atrás las préstamos y deudas pendientes, ponte en contacto ya y solicita tu asesoría gratuita.

Escribe tu comentario



Isa
Tengo deudas y ya no me conceden más créditos
2021-03-18 11:00:54
Emilia
Pedí ayuda a Repagalia y la verdad es que me ayudaron mucho. Renegociaron mis deudas y al final tuve que pagar bastante menos.
2021-03-11 10:34:11