money

¿Qué es la refinanciación de deuda?

20/01/2021 | DEUDAS

Cuando nos ahogan la hipoteca, la luz, el gas, el teléfono y el resto de pagos mensuales, hay momentos en los que no sabes cómo afrontar esa situación y, sobre todo, cómo llegar a resolverlas. Existe una opción que te podría interesar y es la refinanciación de deuda, esta posibilidad no es conocidas por muchos o en ocasiones no se conoce a nadie que te plantee que existe esta posibilidad.

Quizás, ahora que te lo hemos planteado, te puedas hacer una idea de lo que implica con su nombre, pero para que no te falte ni un ápice de información, vamos a detallar a continuación todo lo que debes saber sobre la refinanciación. Estate muy atento y toma nota de todos los aspectos que vamos a desarrollar. ¡Porque seguro que te va a interesar!

¿Qué es la refinanciación de deuda?

Si te encuentras en una situación económica complicada, la refinanciación de deuda es una forma de reorganizar las diferentes deudas que tienes contraídas para así pagarlas de una forma más cómoda. Esto no implica, obviamente, que la deuda desaparezca puesto que tendrás que seguir pagándola, pero sí podrás cambiar la forma de pago para adaptarla a tu nueva posición financiera.

De esta forma, conseguirás mejorar tus condiciones de financiación para, por ejemplo, evitar caer en impagos. Este hecho supondría la entrada en fichero de morosos, como puede ser la ASNEF, y, además, conlleva problemas judiciales, entre otros.

¿Qué requisitos se exigen para la refinanciación de deuda?

Antes de realizar la solicitud para la refinanciación de deudas, debes saber que existen una serie de requisitos. A continuación, vamos a explicar las condiciones que debes reunir para conseguir la aprobación por parte de la entidad financiera:

  • Las deudas a refinanciar deben ser todas, no se pueden escoger unas sí y otras no.

  • La cuantía a refinanciar no puede superar el 80% del valor del bien hipotecado, esto sería una garantía para la entidad financiera.

  • Además de lo anteriormente mencionado, hay que tener en cuenta los requisitos habituales de cualquier hipoteca: ingresos mensuales estables y demostrables, no formar parte de ningún fichero de morosos y contar con un aval.

¿Cómo consigo la refinanciación de deuda?

Bien, si ya has comprobado que cumples con todos los requisitos, te interesará saber qué tienes que hacer. Pero antes de iniciar el proceso con tu entidad financiera, debes conocer que existen tres tipos de refinanciación de deuda, cada una dirigida a una situación económica concreta. Por lo tanto:

1. Novación. Este modelo de refinanciación de deuda consiste en cambiar las condiciones contratadas con la entidad financiera a la que pertenecen los préstamos. Para poder acceder a ella, antes la empresa deberá acceder a realizar los cambios necesarios. Normalmente, lo que se consigue con esta modalidad es alargar el plazo para conseguir una mensualidad más baja.

2. Reunificación. Para conseguirlo, la entidad debe permitir que se puedan amortizar todos los préstamos en curso en uno solo. De esta forma, conseguirás saldar todas tus deudas y pagarás un solo préstamo con unas condiciones más favorables.

3. Subrogación. A pesar de no ser muy común, puede darse un cambio de entidad si tu prestamista no acceder a renegociar las condiciones del préstamo. Con esta modalidad lo que sucede es que la deuda se traspasa a una nueva empresa y las condiciones se mejoran para que se adapten a tus necesidades económicas.

¿Qué gastos supone la reunificación de deudas?

Conseguir que todas las deudas pendientes pasen a formar parte de una nueva deuda, conlleva una serie de gastos, que antes de embarcarte en su solicitud, debes conocer para valorar los pros y contras.

  • Al saldar las deudas con el nuevo préstamo, se produce una cancelación anticipada de todos los préstamos pendientes, por lo que normalmente habrá que pagar las comisiones por cancelación o amortización.

  • Al unir todas las deudas en una sola, se debe formalizar la apertura de una nueva hipoteca, y este hecho implica asumir todos los gastos que esto conlleva: comisión de apertura, costes de tasación, etcétera.

  • Y, por último, si la reunificación se produce a través de una entidad mediadora, esta se llevará sus comisiones por realizar este trámite. En cambio, si optamos por reunificar las deudas a través de nuestro banco, estos no nos cobrarán las comisiones de dicha operación.

Las ventajas de la refinanciación de deuda

La refinanciación de deuda nos proporciona grandes ventajas cuando nos vemos ahogados por demasiados pagos mensuales a los que hacer frente, y cuando no llegamos, se convierte en una opción salvadora para muchas familias.

Para conocer si te interesa esta opción, debes conocer sus pros, pero también sus contras, para hacer un balance de la situación. A continuación, en Repagalia vamos a explicar las ventajas que nos podemos encontrar y más tarde, los inconvenientes de esta operación:

  • La cuota mensual disminuye, lo que permitirá que te veas más aliviado a final de mes. Pero, en ningún caso, la deuda total se verá reducida.

  • El plazo de amortización de tu deuda se adapta a tus necesidades de pago.

  • Solo contarás con un solo pago cada mes.

Los inconvenientes de solicitar una refinanciación de deuda

A pesar de que las ventajas de la refinanciación de deuda resulten muy llamativas cuando se tienen dificultades para hacer frente a todos los pagos mensuales, también se deben conocer los inconvenientes que llevan implícitas estas operaciones. Junto a las ventajas se presentan los siguientes riesgos:

  • El aumento de los plazos de devolución conlleva un aumento en el pago de intereses.

  • Las comisiones son mayores.

  • Existe un riesgo de impago si se sobrepasa nuestra capacidad de pago.

  • Se pueden dar intereses y comisiones abusivas pues algunas entidades financieras que ofrecen este servicio no están reguladas por el Banco de España.

  • Y ya no solo como inconveniente, sino como consejo, unificar pagos que están a punto de finalizar no es una buena idea.

Si finalmente te vas a decantar a solicitar la refinanciación de deuda, es muy importante contar con un buen asesoramiento de profesionales, así como consultar varias entidades para elegir la opción que más te convenga.

Y, por último, te aconsejamos que revises todas las nuevas condiciones pactadas para que en un futuro no te lleves ningún susto.

Escribe tu comentario