Reunificación de deuda sin hipoteca

Reunificación de deudas sin hipoteca: ¿es posible?

10/10/2023 | DEUDAS
En ocasiones, lidiar con múltiples deudas puede convertirse en una enorme carga financiera que afecta nuestro bienestar económico y emocional. Afortunadamente, existe una solución eficaz para aquellos que buscan reorganizar sus finanzas para llegar a fin de mes con tranquilidad: la reunificación de deudas sin hipoteca. En este artículo, exploramos cómo esta opción puede proporcionar un alivio significativo a tus finanzas, permitiéndote consolidar tus deudas en un solo pago. ¡Sigue leyendo para conocer todos los detalles!

¿Qué es la reunificación de deudas sin hipoteca?

En la banca tradicional, la reunificación de deudas sin hipoteca es un proceso financiero que consiste en agrupar todas las deudas en un solo préstamo, sin necesidad de utilizar un bien inmueble como garantía hipotecaria. En lugar de ello, se utiliza la capacidad de pago del solicitante y otros factores para determinar las condiciones del nuevo préstamo.

La reunificación de deudas permite hacer frente a múltiples deudas, como préstamos personales, tarjetas de crédito, micropréstamos rápidos, entre otros, al combinarlos en un único préstamo con una cuota mensual más baja y manejable.

Ahora bien, en Repagalia hemos ido todavía más allá: ¿qué te parecería una reunificación de deudas sin necesidad de solicitar un nuevo préstamo?

· Simplifica tu vida financiera y mejora tu capacidad de pago al contar con una sola cuota mensual. Esto significa que no tendrás que realizar múltiples pagos a diferentes entidades.

· Además, al negociar con tus acreedores obtendrás descuentos en el importe total de deuda y una cuota mensual más baja de lo que venías pagando. Esto te permitirá ahorrar dinero a largo plazo y tener un mayor control sobre tu situación financiera.

Otro beneficio de la reunificación de deudas sin hipoteca es que no necesitas tener una propiedad como garantía. Esto es especialmente útil si no cuentas con una vivienda propia o si no quieres ponerla en riesgo. En lugar de ello, se evaluará tu capacidad de pago para fijar tu aportación mensual al plan de pagos. Una vez vayas reuniendo el importe acordado con los acreedores, se irán pagando tus deudas.

Es importante mencionar que la reunificación de deudas no es una solución mágica que resolverá todos tus problemas financieros de la noche a la mañana. Es necesario que te comprometas a cambiar tus hábitos de gasto y a llevar una gestión responsable de tus finanzas para evitar caer nuevamente en el endeudamiento.

En conclusión, Repagalia te ofrece un plan de ahorro personalizado para reunir todas tus deudas por complicada que sea tu situación financiera.

¿Cuándo reunificar deudas?

La reunificación de deudas puede ser una opción atractiva para quienes buscan simplificar su situación financiera, reducir la carga de pagos mensuales y tener un mayor control sobre sus finanzas.

En definitiva, se suele utilizar principalmente cuando:

  1. Se tienen múltiples deudas: Si tienes diferentes préstamos o tarjetas de crédito, la reunificación de deudas te puede proporcionar la oportunidad de combinar todas las deudas con una cuota mensual más baja.
  2. Se busca simplificar la gestión de pagos mensuales: Cuando existen múltiples pagos mensuales dispersos en distintas fechas y de diferentes importes, la reunificación de deudas permite unificarlos en un solo pago mensual, facilitando la gestión financiera y reduciendo la posibilidad de olvidar algún pago.
  3. Se quiere reducir la carga financiera mensual: Si tus pagos mensuales actuales son altos y dificultan tu capacidad para llegar a fin de mes, con la reunificación de deudas puedes obtener una cuota mensual más baja y manejable. Esto te proporciona un alivio inmediato en tu presupuesto y mayor estabilidad financiera.

¿Quién puede reunificar deudas sin hipoteca?

Al solicitar una refinanciación de deudas en el banco, es común que te soliciten lo siguiente:

  • No tener ningún impago en los préstamos actuales y estar al día con los pagos de las cuotas.
  • No tener un historial crediticio negativo
  • Contar con ingresos suficientes, estables y regulares que te permitan reembolsar el préstamo de refinanciación en las condiciones acordadas
  • Presentar un comprobante o certificado de cancelación de las otras deudas

Sin embargo, en Repagalia somos expertos en gestionar impagos, independientemente de tu historial crediticio y de tus ingresos.

¿Cómo es el proceso de reunificación de deuda?

El proceso de reunificación de deuda generalmente sigue los siguientes pasos:

  1. Evaluar la situación financiera: Antes de iniciar el proceso, es importante evaluar tu situación financiera actual. Analiza cuántas deudas tienes, los importes, las tasas de interés y los plazos de pago. También es recomendable calcular tus ingresos y gastos mensuales para determinar tu capacidad de pago.
  2. Investigar y comparar opciones: Investiga diferentes entidades financieras o bancos. Compara las condiciones, tasas de interés, plazos de pago y requisitos de cada una para seleccionar la opción más conveniente.
  3. Reparadora de deuda: Con la ayuda de expertos en reunificación de deuda puedes negociar con tus acreedores para obtener mejores condiciones y reducir lo que pagas.
  4. Establecimiento de un plan de pagos único: Una vez que se han alcanzado acuerdos con los acreedores, la reparadora de deuda establecerá un plan de pagos único para todas tus deudas consolidadas. En lugar de pagar a múltiples acreedores, realizarás un solo pago a Repagalia, quien se encargará de distribuir los pagos a los acreedores correspondientes.
  5. Seguimiento y asesoramiento continuos: Durante todo el proceso, podrás hacer el seguimiento y recibirás asesoramiento continuo. También te brindan apoyo en caso de surgir alguna dificultad o cambio en tu situación financiera.

¿Qué beneficios tengo si reunifico mis deudas sin hipoteca?

Reunificar tus deudas puede ofrecerte varios beneficios significativos. Y hacerlo sin hipoteca todavía más:

Como ya hemos citado previamente, obtener pagos mensuales más bajos que la suma de todas las mensualidades que pagas por tus préstamos y deudas; o la simplificación de pagos que te permitirá mantener el control y evitar retrasos e intereses de demora, son ventajas comunes en todo tipo de reunificaciones.

Sin embargo, existen algunas ventajas, específicas del hecho de hacerlo sin hipoteca. Por ejemplo:

· Evitar la modificación de las condiciones de tu préstamo hipotecario. Si las condiciones que firmaste en tu hipoteca son buenas, es mejor no tocarlas.

· No prolongar tu hipoteca en el tiempo. Generalmente, la reunificación de deudas a través de un préstamo hipotecario suele prolongar la duración del préstamo hipotecario. Cuando lo vemos a largo plazo, parece que no es importante, pero a la larga se hace muy pesado el pago del crédito hipotecario.

· Pagar tus deudas sin arriesgar tu vivienda. Al final todo crédito hipotecario está garantizado por una vivienda. Si aumentamos el importe del crédito, aumentamos el riesgo de impago y pérdida.

Por último, existe un último beneficio, intrínseco al pago de tus deudas e independiente de cómo lo hagas: la mejora de tu historial crediticio. Si has estado lidiando con deudas acumuladas y pagos atrasados, es muy probable que tu nombre figure en los ficheros de morosidad. Una vez que te hagas cargo del pago de tus deudas, tu historial crediticio mejorará.

¿Dónde reunificar mis deudas sin hipoteca?

Si estás buscando la mejor opción para reunificar todas tus deudas sin hipotecar tu vivienda, desde Repagalia podemos ayudarte. Diseñamos un plan de pagos personalizado donde incluiremos todas tus deudas. En función de tus ingresos, fijaremos el importe que aportarás a tu plan mensualmente y negociaremos con tus acreedores para conseguir descuentos importantes.

Contamos con la experiencia y especialización, que nos consolida como el mejor sitio para ayudarte a alcanzar la estabilidad financiera que tanto deseas.

¿Cómo funciona?

  • Liquidamos tus deudas con un único pago al mes
  • Negociamos tus deudas para pagar menos a tus acreedores
  • Olvídate de las llamadas y las amenazas por impago
  • sal de los ficheros de morosidad

Si tienes dudas, llama al 911 879 232 te asesoramos de manera gratuita para mejorar tu situación financiera.

Escribe tu comentario





Contacta con nosotros. Somos expertos en Cancelación de Deudas

¿Cómo te ayudamos a salir de deudas?

Analizamos tu caso y diseñamos tu plan de ahorro sin compromiso

Quiero mi plan
¡GRATIS!