reunificar-deudas

REUNIFICAR DEUDAS

11/02/2021 | DEUDAS

Muchas veces la acumulación de deudas, prestamos personales, tanto para particulares como empresas, pueden suponer un problema financiero difícil de superar, por lo tanto, muchas entidades financieras ofrecen posibilidades como esta, ¿Quieres saber más?

La opción de reunificar deudas es una de esas soluciones, y consiste en agrupar todos los préstamos e hipotecas de particulares, autónomos o empresas en un solo préstamo, de esta manera se reducirá notablemente la cantidad pagada a fin de mes y logrará aliviar una situación económica frágil, reduciendo el pago mensual de las deudas.

¿Es recomendable entonces la opción de reunificar deudas para solucionar el problema? Verdaderamente depende de tu situación, del tipo de deudas, de la cuantía y otros aspectos más. Por lo tanto…

 

Ampliemos el concepto de reunificar deudas

¿Qué nos garantiza? El objetivo principal es conseguir tener una sola deuda equivalente a la suma de todas las anteriores, y de esta manera, una única cuota mensual; es decir que la cuota a pagar se reduce debido al incremento del tiempo de amortización, pero…

 

¿Cómo lo podremos llevar a cabo?

Si decidimos afrontar el pago de nuestras deudas a través de este formato, debemos tener en cuenta que la reunificación de deudas la pueden gestionar empresas especializadas, conocidas como mediadoras, que permiten unificar préstamos e hipotecas con diferentes entidades bancarias y diferentes tipos de interés.

Pero también está la posibilidad de reunificar deudas a través de una entidad bancaria, un establecimiento financiero de crédito o intermediarios financieros privados.

 

¿Cómo es el proceso de reunificar deudas?

Principalmente tenemos que tener claro que cada caso es diferente, por lo tanto el estudio previo de nuestra situación personal, nuestras deudas, los plazos de amortización que cumplimos… por parte de la empresa mediadora es fundamental. Gracias a este estudio se logrará el mejor acuerdo con las diferentes entidades bancarias y unas nuevas condiciones de pago dentro de la reunificación de deudas. Una vez hecho esto, la empresa mediadora aprobará o rechazará un caso.

Seguidamente, se cancelarán todos nuestros préstamos e hipotecas para conseguir reunificar todas las deudas.

 

¿Qué nos encontraremos?

Este nuevo acuerdo logrará reunificar deudas en una sola hipoteca con nuevas condiciones negociadas en el proceso anterior. Esta nueva hipoteca sumará el total de nuestras deudas pendientes y tendrá tanto un nuevo tipo de interés como un nuevo plazo de amortización, habitualmente más largo para reducir así la cuota mensual que tendremos que pagar.

 

¿Cuál es el formato más habitual de la reunificación de deudas?

El formato más habitual para realizar una reunificación de deudas, es incluyendo una vivienda como aval mediante un préstamo con garantía hipotecaria.

De esta forma, la entidad tiene una garantía ante un posible impago del nuevo préstamo acordado, también se podrán poner en garantía otros bienes, pero ¿Qué quiere decir esto?

Con esto nos referimos, a que lo más común, es que el préstamo acabe convirtiéndose en una hipoteca, porque sus condiciones normalmente son mejores, pero sobre todo tendremos la opción de someternos a préstamos más largos, si es eso lo que nos interesa a la hora de decidir reunificar deudas.

 

¿Qué debemos tener en cuenta en este caso?

Particularmente, para poder acogerte a este tipo de reunificación de deudas, será necesario poseer una vivienda de la que hayamos abonado buena parte de la hipoteca. Ya que si por ejemplo la hipoteca es reciente o debes alrededor del 80%, será complicado que nos aprueben den el consentimiento para reunificar deudas.

Si no cumples los requisitos, puedes recurrir a otra opción, una reunificación no hipotecaria, aunque los intereses sean mayores que los de la hipoteca, el plazo del préstamo menor y que no servirá para grandes deudas.

Aquí es donde entra la importancia de una investigación previa de cada situación personal, ya que en este caso la cantidad a la que tendrás acceso es menor que en el caso anterior, y eso se traslada paralelamente a todo el proceso de reunificación.

Debemos aclarar que nos estamos refiriendo a personas que pueden hacer frente a la cuota de su hipoteca actual, una vez unificados los pagos del resto de deudas no hipotecarias. Si el problema es que no pueden pagar ni la deuda personal ni la hipotecaria, no hay solución al reunificar deudas.

 

¿Cuáles son las desventajas de la reunificación de deudas?

Puede que existan desventajas, por lo tanto ponerte en manos de profesionales es fundamental para sacar provecho y comprender lo que reunificar deudas significa.

  • Gastos de notaría, registro e impuestos provocarán que la cantidad a pagar aumente debido a los cobros por cancelación de préstamos, a lo que podremos sumar el pago de apertura del nuevo préstamo y el abono de los honorarios de la empresa mediadora por sus servicios; son pagos obligatorios al reunificar deudas

  • Segundamente hay que tener muy en cuenta el periodo de pago de la cuota, y si verdaderamente merece la pena; debes informarte debidamente sobre el plazo de amortización y si podrás llevarlo a cabo

  • La posibilidad de que los intereses finales a pagar sean mayores a los que pagaríamos sin realizar la reunificación, por lo tanto debemos asegurarnos que es la mejor opción y ponernos en manos de profesionales

  • El echo de incluir una vivienda propia como aval en ciertas situaciones, ya que ante una situación de impago del préstamo, podríamos llegar a perderla

Las ventajas de reunificar deudas

La ventaja principal, como ya mencionamos anteriormente, es el echo de agrupar todas nuestras deudas en una, como el propio nombre de “reunificar deudas” señala. Gracias a ello, podremos tener un mayor control de nuestros movimientos financieros, e intentar solucionar el problema a largo plazo. El hecho de encontrarnos en esta situación, nos pondrá alerta y conseguirá que nos movamos en el terreno financiero con más responsabilidad.

Algunas de las ventajas son:

  • Renegociar los términos de los préstamos actuales en plazo, cuota, tipo de interés o todas ellas

  • Mayor control financiero personal, al agrupar las deudas, seremos más conscientes de la situación financiera en la que nos encontramos

  • Única cuota y tipo de interés

  • Entidad financiera única, todos los procesos o negociaciones las llevaremos a cabo con la misma entidad financiera; muchas veces es difícil la coordinación entre varias a la vez

  • Comodidad personal y mayor tranquilidad

Si has llegado hasta aquí, el tema de reunificar deudas te interesa, por lo tanto completaremos tus conocimientos…

¿Cuándo compensa reunificar deudas?

Verdaderamente, la respuesta es simple, y si te encuentras en la situación deberías poder responder de forma afirmativa a la siguiente pregunta:

¿Estoy solucionando definitivamente mi problema financiero?

Analizando el coste total de la operación, los intereses ofrecidos por la entidad de confianza o simplemente la comodidad con la que podré vivir si decido someterme a ello; así sabremos si reunificar deudas es lo correcto.

Escribe tu comentario