¿Qué tipos de interés se considera usura?

¿Qué tipos de interés se considera usura?

18/10/2021 | DEUDAS

 

Los créditos rápidos son aquellos créditos que tienen en oferta diferentes empresas financieras especializadas en crédito. También existen los denominados préstamos rápidos ofrecidos por entidades financieras que facilitan minicréditos, préstamos lending o préstamos crowdfunding. En algunas situaciones, se dará interés se considera usura pero… ¿ya sabes en qué consisten? ¡Aquí te lo explicamos!

 

¿Qué es el delito de usura y cómo me afecta?

 

El delito de usura es una práctica ilegal que consiste en cobrar intereses excesivamente elevados en los préstamos o créditos. Y que supone una ganancia injusta para la entidad financiera que a costa del préstamos de una determinada cantidad de dinero.

 

¿Cuándo un interés se considera usura?

 

Desde hace varios años se han presentado y aprobado diferentes sentencias que han sentado jurisprudencia sobre los casos en los que se presenta la ley de la usura en España. La Ley española sostiene que:

 

«Para resolver si existe usura basta en algunos supuestos con acudir al elemento objetivo previsto en la norma, a saber, cuando se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y desproporcionado con las circunstancias del caso».

 

El Tribunal Supremo descarta, tanto en su Sentencia de 25 de noviembre de 2015 como en la más reciente de 4 de marzo de 2020. Que en estos casos se exija acumuladamente «que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales» (elemento subjetivo).

 

Y es que, como recuerda la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de 23 de febrero de 2012 (Sec. 18ª), según reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo (entre otras, SSTS 24 Mar. 1942, 17 Dic. 1945, 13 Dic. 1958, 11 Feb. 1989). El artículo 1 de la Ley de Represión de la Usura de 1908 estaría contemplando tres tipos o clases de préstamos usurarios al intercalar la conjunción «o» entre los elementos objetivos y subjetivos predispuestos por la norma, bastando la concurrencia de cualquiera de ellos para poder calificar el préstamo como usurario.

 

Tipos o clases de préstamos usurarios

Interés usura tarjetas revolving

a) Aquellos en los que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso;

 

b) Aquellos en los que el préstamo se concierta en condiciones tales que resulte leonino. Habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario. A causa de una situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales y

 

c) Aquellos en que se suponga recibida mayor cantidad que la verdaderamente entregada, cualesquiera sean su entidad y circunstancias.”

 

Sabemos que ante una emergencia, podemos caer en un estado de desespero y pasar por alto las condiciones del préstamo que solicitamos. Sin saber que un interés se considera usura. Sin embargo, solicitar dinero de manera urgente o pedir un préstamo online en plataformas en las que casi no piden requisitos. Y que además ingresen el dinero de manera inmediata puede resultar muy tentador. No obstante, muchas empresas se aprovechan de tu situación de necesidad y hacerte caer en la trampa de los intereses abusivos (interés se considera usura).

 

¿Qué sucede si detecto que me están cobrando un interés se considera usura?

 

Es una situación completamente demandable y que no hay que permitirla ni dejarla pasar por alto. Tanto la ley como el Tribunal Supremo han establecido que los créditos y préstamos que se consideren con usura. Tendrán como sanción la nulidad del contrato del préstamo.

 

Por lo tanto, en otras palabras, la nulidad establece que el prestatario solo devuelva el dinero que le fue prestado pero esta vez sin intereses. ¡La empresa es la perdedora! En otras ocasiones o situaciones más graves, la situación puede ir a juicio.

 

¿Qué consecuencias tiene un préstamo usurario?

 

Para la persona prestamista conlleva la nulidad del préstamo, es decir, el prestatario estará obligado a devolver solamente la suma recibida. Lo que significa que los intereses remuneratorios no se pagarán y la persona quedará exenta de intereses, tanto los ya contraídos como los del futuro.

 

Como comentaremos más adelante, el Supremo considera que, para saber si ese interés es abusivo. Debe compararse con el tipo medio de interés máximo legal de las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving de las estadísticas del Banco de España. Que en estos momentos se sitúa alrededor del 20 %.

 

El negocio de los TAE abusivos sigue siendo un éxito para muchas entidades financieras. A día de hoy, muchos consumidores que se encuentran en situaciones difíciles, se les ha visto complicada su situación financiera y emocional. Ya que siguen teniendo que acudir a los tribunales si quieren conseguir que se declare abusivo el interés que están pagando. Ya que no hay una normativa que fije porcentajes o parámetros concretos. Para determinar a partir de qué tipo de interés debe considerarse que una operación de crédito tiene carácter usurario.

 

Existen dos situaciones posibles:

 

  • Si el prestatario ya hubiera devuelto entre principal e intereses una suma superior a la inicialmente prestada por el prestamista. Entonces el prestamista deberá devolver al prestatario todas las cantidades que excedan de la originalmente prestada.
  • Si el prestatario no hubiera devuelto aún entre principal e intereses una suma equivalente a la prestada. Entonces solo tendrá que devolver la cantidad restante hasta llegar al dinero originalmente prestado, sin intereses.

 

Se presenta delito de usura principalmente en:

 

  • Microcréditos con bajos importes (50, 100, 200 euros)
  • Microcréditos de normalmente no más de 600 euros
  • Créditos que se deben devolver en plazos muy cortos
  • Créditos online de páginas no regularizadas
  • El uso del crédito revolving que ofrecen las tarjetas

 

A pesar de estar regulado por la ley desde hace años, hay una gran cantidad de reclamaciones por un interés se considera usura por parte de las entidades financieras con sus clientes, en muchas ocasiones, el delito de usura se deriva del uso excesivo de tarjetas revolving.

 

Las revolving son tarjetas de crédito (también se comercializan en menor medida como líneas de crédito) muy complejas en su composición y que cuentan con intereses, generalmente, muy elevados (de hecho suelen tener un interés que se considera usura)

 

Para solicitar estos créditos de rápida concesión, suelen exigir algún requisito adicional como contar con algún tipo de ingresos. El delito de usura se ha convertido en un “negocio rentable” pero completamente ilegal.

 

¿Cómo diferenciar un TAE con un interés se considera usura de un tipo de interés alto?

 

La situación más común es que un tipo de interés muy alto se pueda justificar porque están relacionados con el riesgo de la operación. Cuando el prestatario va a utilizar el dinero obtenido en el préstamo en una operación especialmente lucrativa pero de alto riesgo. Está justificado que quien le financia, quien también se podría ver afectado por el alto riesgo pero que asimismo se partícipe de los altos beneficios esperados, proteja su dinero mediante la fijación de un interés máximo legal más alto de lo establecido o de lo “normal”.

 

Sin embargo, no puede justificarse una elevación del tipo de interés tan desproporcionado en operaciones de financiación al consumo. Como la que ha tenido lugar en el caso objeto del recurso, sobre la base del riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil. Y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario. Pese a que las situaciones concretas de un determinado préstamo entre las que se encuentran el mayor riesgo para el prestamista pueda derivarse de ser menores las garantías concertadas. Aunque se pueda justificar, desde el punto de vista de la aplicación de la Ley de Represión de la Usura. Un interés superior al que puede considerarse normal o medio en el mercado, como puede suceder en operaciones de crédito al consumo.

 

Por lo tanto, la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés son muy superiores a los normales. Lo que hace que sea más fácil que una persona llegue al sobreendeudamiento de las personas.

 

Además, como consecuencia, quienes cumplen regularmente sus obligaciones, tienen que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos. Y este no podrá ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.

 

¿Qué diferencia hay entre los intereses usurarios y los intereses moratorios?

 

No hay por qué confundir los términos de intereses usurarios e intereses abusivos, dado que son conceptos diferentes.

 

Por un lado, se le denomina interés usurario a los intereses remuneratorios (los que se pagan por el hecho de recibir un préstamo) que son excesivos.

 

Asimismo, y como especifica el Tribunal Supremo en la sentencia del 25 de noviembre de 2015. Los intereses remuneratorios se consideran usurarios cuando el interés es "notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso".

 

Por otro lado, los intereses abusivos (o intereses moratorios) están relacionados con los intereses de morosidad. Es decir, podemos hablar de intereses abusivos solo cuando el tipo de interés es desproporcionado en porcentaje, pero cuando se aplica a los intereses moratorios, aquellos que tenemos que pagar por el hecho de retrasarnos con los pagos.

 

Pero no solo hablamos de empresas que operan en las sombras, grandes empresas como Bankia o Cofidis.

 

¿Qué dice el Supremo? Un caso real

 

El Supremo considera lo siguiente al respecto de un interés TAE del 24,6%:

 

El interés máximo legal

 

«El interés con el que ha de realizarse la comparación es el “normal del dinero”. No se trata, por tanto, de compararlo con el interés legal del dinero. Sino con el interés « normal o habitual, en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad existente en esta materia » (sentencia núm. 869/2001, de 2 de octubre ). Para establecer lo que se considera un interés máximo legal puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España. Tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican. A diversas modalidades de operaciones activas y pasivas. Créditos y préstamos personales hasta un año y hasta tres años, hipotecarios a más de tres años, cuentas corrientes, cuentas de ahorro, cesiones temporales, etc.

 

Esa obligación informativa de las entidades tiene su origen en el artículo 5.1 de los Estatutos del Sistema Europeo de Bancos Centrales y del Banco Central Europeo (BCE). Que recoge la obligación de este último, asistido por los bancos centrales nacionales, de recopilar la información estadística necesaria través de los agentes económicos. Para ello, el BCE adoptó el Reglamento (CE) nº 63/2002, de 20 de diciembre de 2001, sobre estadísticas de los tipos de interés máximo legal. Que las instituciones financieras monetarias aplican a los depósitos y a los préstamos frente a los hogares y a las sociedades no financieras. Y a partir de ahí, el Banco de España, a través de su Circular 4/2002, de 25 de junio. Dio el obligado cumplimiento al contenido del Reglamento, con objeto de poder obtener de las entidades de crédito la información solicitada.

 

El Interés notablemente superior al normal del dinero

 

En el supuesto objeto del recurso, la sentencia recurrida fijó como hecho acreditado que el interés máximo legal del 24,6% TAE. Apenas supera el doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo de la época. En que se concertó el contrato, lo que, considera, no puede tacharse de excesivo. La cuestión no es tanto si es o no excesivo. Como si es « notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso ». Y esta Sala considera que una diferencia de esa envergadura entre el TAE fijado en la operación y el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado permite considerar el interés estipulado como « notablemente superior al normal del dinero».

 

Conclusión

 

Finalmente, podemos resumir que el delito de usura. Consiste en el cobro de intereses muy elevados en un préstamo. O cualquier operación equivalente a un préstamo de dinero que se relacione con los intereses de los pagos. No de la morosidad, ya que, los intereses usurarios son un concepto muy relacionado con el de intereses abusivos.

 

Un TAE abusivo se aplica a los intereses remuneratorios, que representa el precio que hay que pagar por recibir dinero a préstamo. No obstante, el término interés abusivo se aplica a los intereses moratorios, que es la indemnización que paga el deudor al acreedor por el impago de una deuda.

 

En el ámbito jurídico, una denuncia por usura no solo se refiere a un interés se considera usura y desproporcionados sino, en general, al precio desorbitado del préstamo.

 

Escribe tu comentario