Intereses usurarios y cláusulas abusivas

Intereses abusivos: ¿Cómo afectan a tus finanzas personales?

07/03/2023 | SALUD FINANCIERA
Los intereses abusivos son aquellos que superan el límite legal establecido y pueden generar una carga financiera insostenible para los consumidores. En este artículo te explicamos cómo identificarlos. Si quieres proteger tus finanzas personales, sigue leyendo.

¿Cuándo hablamos de interés abusivo?

El interés abusivo se refiere a una tasa de interés que es excesivamente alta y que puede resultar en un perjuicio financiero para la persona que debe abonarlo. Este tipo de interés puede ser impuesto por prestamistas, bancos u otras instituciones financieras y puede ser particularmente problemático para personas que tienen dificultades para pagar sus deudas o que tienen ingresos limitados.

Cuando se solicita un préstamo, existen intereses a la hora de devolver el dinero. Se trata de un servicio y hay que pagarlo. Pero existen dos tipos de intereses: los intereses remuneratorios y los intereses de demora o moratorios.

Los primeros, son el coste del servicio de préstamo por así decirlo. Es decir, en función del importe y de la duración, el préstamo tiene un coste determinado. El segundo sin embargo, hace referencia a los intereses que se aplican cuando no se paga el préstamo a tiempo.

En referencia a los préstamos vencidos y los intereses de demora, el Artículo 85.6 de la Ley General de Consumidores y Usuarios señala "Serán abusivas aquellas cláusulas que supongan la imposición de una indemnización desproporcionadamente alta al consumidor o usuario que no cumpla sus obligaciones".

Interés remuneratorio

Los intereses remuneratorios son los que se pagan por el simple hecho de recibir el dinero en préstamo. Esto es, es el precio del dinero que se recibe prestado. Tiene como objetivos retribuir la cesión de ese capital y compensar la devaluación del dinero en el tiempo.

Desde un punto de vista legal cuando este tipo de interés es muy alto se considera interés usurario, no abusivo. Como sucede por ejemplo con las tarjetas de créditos Revolving.

Varias sentencias del Tribunal Supremo consideran que un interés de más del 26% en una tarjeta revolving se considera abusivo, incluso en otras sentencias se establece que por encima del 20% se puede considerar como tal.

La Ley de la Usura prohíbe que se estipule un interés remuneratorio manifiestamente desproporcionado y excesivo. Para determinar esa desproporción se compara el interés remuneratorio con el interés normal o habitual del dinero, en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad de pacto.

¿Qué es el interés normal del dinero y quien lo establece?

El interés legal del dinero es el porcentaje que la ley establece para calcular la indemnización por daños y perjuicios cuando el deudor no paga o se retrasa en el pago. El interés normal o habitual en operaciones de crédito al consumo se publican por el Banco de España. el interés pactado del 24,6% TAE, en el asunto debatido, es "notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso", teniendo en cuenta la diferencia entre el interés fijado en la operación y el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado

Consecuencias de intereses abusivos por el tipo de interés remuneratorio

Conforme a lo preceptuado en el artículo 3 de la Ley de la Usura, las consecuencias serán:

  1. La nulidad del préstamo.
  2. La devolución por el prestatario del dinero prestado.
  3. La devolución por el acreedor de lo que exceda del dinero prestado, tomando en cuenta el total recibido, si el prestatario ha pagado parte de ese dinero y los intereses vencidos.

Intereses de demora o moratorios

También conocidos como Intereses por retrasos e impagos. Son intereses que puede cargar el prestamista si el deudor no devuelve a tiempo el préstamo o, en el caso de tarjetas de crédito, cuando no se atiende una de las cuotas.

El interés de demora es aquel que se aplica cuando, llegado el día del cobro de una deuda, no se abonan los pagos, produciéndose una situación de mora o impago, por el cual te pueden reclamar intereses adicionales.

Los intereses de demora pueden estar pactados en el contrato. Si no están especificados, se aplicaría el tipo de interés legal del dinero, que puede ir variando año tras año.

En préstamos personales la sentencia 265/2015 del Tribunal Supremo establece que “En los contratos de préstamo sin garantía real concertados con consumidores, es abusiva la cláusula no negociada que fija un interés de demora que suponga un incremento de más de dos puntos porcentuales respecto del interés remuneratorio pactado”.

En las hipotecas, hasta hace poco tiempo, era habitual el abuso por parte de las entidades bancarias en la fijación del interés de demora en los préstamos hipotecarios (20 o 25%). Este abuso suponía un grave perjuicio para el consumidor que, además de pagar elevados intereses, hipoteca su vivienda en garantía de la devolución del préstamo. Por tal motivo en Sentencia 2401/2016 del Tribual Supremo fija la doctrina de que también en los préstamos hipotecarios son abusivos los intereses moratorios que superen en dos puntos a los intereses remuneratorios.

Las consecuencias del interés de demora

En los préstamos hipotecarios y préstamos personales las consecuencias de las cláusulas abusivas son similares a las de los intereses usurarios:

  1. Nulidad de la cláusula de interés de demora.
  2. Supresión del incremento del tipo de interés que supone el interés de demora pactado.
  3. Devengo del interés remuneratorio.

¿Qué puedes hacer si has sido víctima de interés usuarario o cláusulas abusivas?

Es importante que te informes sobre tus derechos como consumidor y las leyes que protegen a los usuarios de servicios financieros. Debes actuar con rapidez para evitar que tu deuda siga creciendo, ya que esto solo hará que la situación se agrave. Recuerda que existen organismos y profesionales que pueden ayudarte a hacer valer tus derechos.

¿Quién puede ayudarte?

Las personas afectadas por los intereses abusivos pueden recibir ayuda de diferentes instituciones y organizaciones. Dependiendo de la situación en el que se encuentren, algunas de las opciones pueden ser:

Organizaciones de consumidores: Estas organizaciones se dedican a proteger los derechos de los consumidores y pueden asesorar a las personas afectadas por intereses usurarios y cláusulas abusivas.

Defensor del Pueblo: Esta institución puede ayudar a las personas que han sido víctimas de prácticas abusivas.

Servicios financieros: Para evitar que se agrave la situación es recomendable recurrir a nuestros profesionales para recibir ayuda y asesoramiento gratuito.

Es importante que las personas afectadas por los intereses abusivos busquen ayuda lo antes posible para evitar la acumulación de deudas y la posible pérdida de bienes o propiedades. Si tu contrato de préstamo o de tarjeta de crédito tiene un interés superior al de la media de los préstamos que se concedieron en la fecha en que firmaste el préstamo, es muy probable que esos intereses sean nulos y que solo tengas que devolver el dinero que te prestaron.

En resumen, los intereses abusivos pueden afectar gravemente tus finanzas personales y en Repagalia te ayudamos a encontrar la mejor solución para tus problemas de endeudamiento. Contamos con profesionales expertos en el tema que te informaran sobre tus derechos y opciones de protección.

 

Escribe tu comentario





Emiliobrito
reclamar tarjetade credito
2023-04-12 14:01:46
Contacta con nosotros. Somos expertos en Cancelación de Deudas

¿Cómo te ayudamos a salir de deudas?

Analizamos tu caso y diseñamos tu plan de ahorro sin compromiso

Quiero mi plan
¡GRATIS!